¿Qué es una Start-up?

Posted on Posted in Blog

Los nuevos modelos de emprendeduría empresarial van ligados al uso y posicionamiento de la empresa emergente en el mercado online. Las formas y métodos de creación de empresas han cambiado, lo que era una idea de futuro ya es el presente y, por ello, dedicaremos esta entrada a entender un término que no todos conocemos y que debería estar ya normalizado: ¿qué es una Start-up?.

 

El término Start-up aún no está totalmente definido como veremos a continuación, ya que se trata de un sistema de comercio emergente que, a pesar de su potencia, sigue siendo relativamente novedosa y aún no se tiene claras todas sus acepciones y definiciones.

Lo que tenemos claro es que el término se usa actualmente en el campo empresarial para referirse a los negocios que están empezando, empresas de nueva creación y que además tienen un valor añadido: un gran potencial de crecimiento. Además tienen relación directa con el contexto actual de modernización, es decir, con las tecnologías, que a su vez van asociadas a unos costes de creación y mantenimiento menores que los de una empresa tradicional. Aunque está relacionada con el emprendimiento, el autoempleo, el capital-riesgo y otros términos de la familia semántica, actualmente, solemos ligar más directamente Start-up con las empresas de desarrollo de tecnologías, desarrollo web o diseño.

La metodología que siguen estas Start-ups la conocemos como Lean Start-up. Esta es la forma más económica de realizar una idea de negocio con el mínimo capital posible, lo que se conoce en términos ingleses como Minimum Viable Product (MVP). Por lo general empiezan siendo una idea de negocio innovadora y creativa, que posteriormente busca su diferenciación mediante la innovación y el uso de las tecnologías de que disponemos. Lo relacionamos también con productos de alta demanda y con el diseño y comercialización orientados al cliente potencial.

En muchos casos, la empresa no cuenta con el capital necesario para poder iniciar su actividad correctamente y recurren al capital aportado por inversores a cambio de un porcentaje de la empresa. Jaime Novoa, en su publicación "¿Qué es una Startup?", nos presenta dos grandes bloques de inversores: los FFF (friends, family y fools), que suelen aparecer en los inicios, y los Venture Capital o Private Equity, que aparecen en etapas más avanzadas de la empresa. Dos buenos ejemplos de Start-up pueden ser Google o Facebook, que empezaron siendo una Start-up y que, con el paso del tiempo, son unas de las mayores empresas del mundo, con miles de empleados y unos ingresos destacables.

En resumen, el método de creación de empresas Star-up no es solo una forma de creación, sinó la forma de creación actual, la que está en auge y la que puede resultar más rentable. Con esta metodología podemos potenciar cualquier producto en el ámbito geográfico que deseemos, así como trabajar tanto como nos hayamos propuesto para conseguir el máximo resultado, conectando a los clientes con el producto directamente, sin intermediarios. De esta forma controlamos nosotros mismos el impacto del producto en el mercado, la influencia de la marca en las redes y posicionamos la empresa de un modo hasta ahora inimaginable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *