Cómo conseguir que mis hijos naveguen con seguridad

Posted on Posted in Servicios

 

Si eres padre seguro que uno de tus principales dolores de cabeza es controlar el acceso y uso que tus hijos hacen de todo el contenido web. Esto se puede controlar, por ejemplo, a través del control parental de Mac, entre otras muchas posibilidades.

Consejos a seguir para una navegación segura

El uso de la tecnología mejor en familia

Nunca ha sido una buena idea que dejes toda la tecnología al alcance de tus pequeños. Esto es equivalente a que les permitas que crucen solos la calle.

Es importante que consigas hacer de la tecnología una herramienta más para compartir en familia, como los tradicionales juegos de mesa.

Confirma que todas las tablets y todos los ordenadores están en lugares donde habitualmente os reunáis toda la familia y, en el caso de que tengas que tener uno en tu despacho, mantenlo siempre bajo llave.

Lo que no debes hacer nunca es abandonar a su suerte a tus hijos mientras están navegando por Internet o por las redes sociales. De hecho, si estás cerca, se animarán a preguntarte cosas y podrás resolver sus dudas, lo que os unirá más.

Hablad de una forma natural acerca de Internet

Si esperas que tus hijos cumplan las normas, lo primero que debes hacer es que las conozcan, no se puede cumplir lo que se desconoce.

Por ello, es importante que les comuniques unas normas de seguridad y de uso básicas cuando quieran utilizar cualquier dispositivo móvil para conectarse a Internet y navegar.

Así mismo, debes dejar claro desde un principio cuáles son las consecuencias de no cumplir las normas que has marcado. Es tan importante como que noten que estás cerca, que sientan que pueden, y deben, preguntarte siempre sobre cualquier duda que tengan o cuando se presente alguna situación complicada.

Tienes que entender que Internet ya forma parte de sus vidas.

Dar advertencias sobre contraseñas

Seguro que jamás se te ocurriría dejar tus llaves a cualquier persona para que pueda acceder libremente a tu casa. Con las contraseñas pasa lo mismo, ya que son las llaves que tienen el acceso a toda tu información personal.

Debes mantener una charla con tus hijos para advertirlos de lo peligroso que puede resultar compartir las contraseñas o divulgarlas por las redes sociales. Únicamente deben compartirlas con sus tutores legales o con sus padres.

Además, debes inculcarles el hábito de que cierren siempre la sesión, especialmente si el acceso lo realizan fuera del hogar o en ordenadores públicos como los de las bibliotecas o los cibercafés.

No hablar con desconocidos

Es uno de los grandes lemas que todo padre transmite a su hijo cuando este va a salir solo a la calle. Se trata de un consejo tan sabio que se puede extrapolar a la red.

Debes hacerles entender que no deben aceptar solicitudes de amistad de personas que no conozcan, como tampoco deben mandar fotografías ni aceptar ningún tipo de invitación que les puedan llegar a plantear.

En el caso de los correos electrónicos, como principal ejemplo, no deben descargarse nunca información o archivos adjuntos de remitentes que les sean desconocidos, ya que podría infectar el ordenador con un virus que robe la información sin que tan siquiera os deis cuenta.

 

 

 

El control parental de Mac

Si en vuestra casa disponéis de ordenadores mac, ya sea de sobremesa o portátil, antes de dejar el inernet a los niños, debes configurar el control parental. De este modo, te asegurarás de que no accederán a contenido inapropiado cuando no estés delante.

Lo cierto es que, aunque pueda parecer algo complicado, establecer este tipo de seguridad informática es de lo más sencillo.

Lo primero que debes hacer es clic en el símbolo de la manzana que actúa como menú principal. Selecciona la opción “Preferencias del sistema”. Esta acción te abrirá una nueva ventana en la que podrás ver diferentes opciones para configurar el ordenador.

La opción que tú estás buscando es la de Control Parental, para justo después marcar la opción “Crear una cuenta nueva con control parental”.

Se te mostrará una ventana de acceso para que introduzcas tu usuario y contraseña de administrador del sistema. Cuando te hayas conectado, podrás crear una cuenta de usuario específica para tus hijos.

Cuando hayas creado dicha cuenta, desde la misma opción del control parental podrás configurar la cuenta pudiendo, entre otras cosas, restringir el uso de determinadas aplicaciones o juegos.

En la pestaña web es donde está lo más relevante, puesto que podrás bloquear el acceso a cualquier página web que tenga un contenido que consideres indecente para tus hijos. Lo puedes hacer de forma manual.

También puedes restringir el acceso a la tienda para evitar que adquiera productos sin tu conocimiento, en el caso de que tengas los datos de la tarjeta registrados.

El control parental de Windows

Existen dos formas distintas de gestionar el control parental dentro del sistema operativo Windows 10.

La idea fundamental es la de crear una cuenta específica, al igual que en los Mac, para que accedan a esa limitada. La cuenta del adulto principal la protegerás con una contraseña mientras que las demás se podrán proteger con un PIN.

De la mano de una de las últimas actualizaciones del sistema, la configuración se ha tornado más simple que con anterioridad. Simplemente debes pulsar el botón de inicio y acceder a la opción de configuración.

Cuando se te haya abierto la ventana de “Configuración”, tendrás que pulsar en “Cuentas” y posteriormente en “Familia”.

Debes agregar un familiar. Se te preguntará si este familiar es un adulto o un menor de edad. Para dar de alta la cuenta tendrás que asignar una dirección de correo, así como una serie de datos para ampliar dicha información, como por ejemplo su fecha de nacimiento.

Posteriormente, tendrás que establecer los límites de cada cuenta. Una de las primeras opciones que tienes es la de activar el registro de actividad, donde quedarán registradas todas las aplicaciones que se utilicen. La alternativa más importante es la de Exploración Web, donde podrás restringir el acceso a las páginas web que consideres oportunas.

Como ves, además del control parental de Mac, también puedes recurrir a otras herramientas de seguridad de Windows para evitar el acceso de tus hijos a contenido inadecuado, sin olvidar el papel de la educación. ¿Has tomado buena nota?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *