apps que no deberias descargar

APPs que NO deberías descargar

Todas las semanas te presentamos una recopilación de APPs gratis relacionada con algún ámbito de nuestra vida, como el deporte, la salud,el entretenimiento, la educación, etc. Pero esta vez, las APPs Android que te presentamos no son para descargar, sino para todo lo contrario, para echarles un vistazo y ver por qué NO deberías descargar estas APPs.

Nunca intentamos hacer mala publicidad, sino que buscamos aumentar el rendimiento o la seguridad de nuestro smartphone, su usabilidad y sus utilidades, exactamente lo mismo que buscamos con el resto de recopilaciones anteriores. Hay algunas de estas APPs que te prometen funcionalidades que resultan no tener y otras que directamente juegan con nuestra imaginación y nuestra ignorancia (o inocencia) en ciertos temas para que nos creamos funciones y utilidades que actualmente no existen en ningún smartphone.

A continuación te detallamos los 6 tipos de APPs que no deberías descargar y que pueden empeorar la situación de tu terminal móvil o simplemente no cumplen con las funciones prometidas:

Antivirus falsos
“Agitar” para cargar y calibradores de batería
Rayos X
Traductores de bebés o de animales
Desfragmentadores de memoria
APPs que detectan enfermedades



Antivirus falsos: existen marcas de confianza, con una trayectoria, una historia tecnológica y un contacto conocido al cual acudir si tenemos un problema (Panda, Symantec, McFee, AVG, etc.). Pero los stores de Google están llenos de antivirus que además de no cumplir con nuestras expectativas sobre un antivirus, pueden empeorar la situación nuestro smartphone e introducir software malicioso en él.

“Agitar” para cargar y calibradores de batería: otro ejemplo de APPs absurdas que rozan la burla al usuario y la estafa si tiene un precio su descarga. Aquí entra el sentido común y cómo de inocentes seamos: nunca se puede generar energía moviendo, sacudiendo o golpeando el terminal.
Otros aseguran mejorar la autonomía, los “calibradores”, lo que hacen es eliminar un archivo que contiene la información sobre el consumo de la APP y puede llegar a darnos la impresión que ha mejorado, pero el gasto sigue siendo el mismo lo que ahora ya no lo vemos reflejado.

Rayos X: a pesar de la gran calidad que están cogiendo las cámaras de los smartphones actuales, ningún smartphone actual posee una cámara de Rayos X y mucho menos gracias a una APP. Para esto, se necesita una cámara especial que se detallaría en la ficha técnica del smartphone.

Traductores de bebés o de animales: este tópico de la ficción clásica y que hemos visto hasta en los Simpsons sigue sin exitir. Ninguna aplicación del mercado actual es capaz de traducir los sonidos de los bebés, los perros o los gatos y convertirlos en una oración. Deberemos esperar a que alguna base de datos de alguna nube se vea con la fuerza y los datos suficientes como para empezar un proyecto tan ambicioso.

Defragmentadores de memoria: Los usuarios de PC más veteranos, conocerán los “Desfragmentadores de disco” del Windows, con los que ordenábamos nuestos datos y el PC podía mejroar su rendimiento. Pero actualmente los smartphone llevan funciones incorporadas que funcionan actomáticamente y estos “Desfragmentadores” no mejorar en dada el rendimiento de nuestros terminales móviles.

APPs que detectan enfermedades: algunas han recibido incluso multas porque no se trata de un mero engaño comercial o de marketing, en estas APPs entran en juego las enfermedades, la salud de los usuarios y algunas pueden conrear problemas serios. Ninguna APP está preparada para sustituir la opinión de un médico, no podemos permitirnos ser inocentes en este contexto. Por tanto, no debemos basar nuestro estado de salud en la información proporcionada por una APP, pues algunas aseguran poder reconocer un melanoma o un cáncer y, lógicamente, no es ni cierto ni ético.

Además de muchas otras aplicaciones que describen una función imposible de realizar por motivos lógicos, físicos y técnicos: APP radiador, APP ventilador, APP cargador solar, APP grapadora, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *